Cargando

Estafas de alquiler vacacional con alojamientos

En la temporada de vacaiones suelen aparecer avisos engañosos o publicaciones muy tentadoras que pueden resultar ser un fraude; algunos consejos para no caer en la trampa

Cuando llega el momento de las vacaciones las personas salen a buscar alojamientos por diferentes medios, la reserva es fácil cuando ya conoces el alojamiento o lo seguís por las redes sociales o te lo recomiendan.

El problema viene cuando te pones a buscar y encontramos una oferta o un lugar que te parece hermoso y allí vienen las estafas, no siempre, pero algunas veces son estafas o fraudes. Lo que hacen estos ciberdelincuentes es armar una publicación con fotos de terceros con un precio llamativo.

¿Qué tipo de estafas existen con los alojamientos?

Existen dos tipos de estafas:

La propiedad no existe

Esta es la más común que circula en las redes sociales, roban información de otro aviso, inclusive son capaces de sacar fotos e información de propiedades que ni siquiera están para alquilar.

La propiedad existe, pero nada que ver a lo que te ofrecieron.

En los últimos tiempos hubo un auge de lugares que lo que te ofrecían en el aviso no era compatible con lo que realmente ofrecían, por ejemplo, el lugar es diferente, no incluye ciertos servicios o el estado del inmueble es deplorable.

¿Qué información podemos pedir para validar el alojamiento?

Si tu desconfianza es muy grande o tenes dudas lo que podes hacer es pedir los siguientes datos del alojamiento antes de hacer la reserva:

Copia del impuesto municipal de la propiedad.

Copia del impuesto inmobiliario de la provincia.

Copia del impuesto inmobiliario de la provincia.

Copia de una factura de luz, agua o gas del alojamiento.

Copia del Dni de la persona que figura en los impuestos anteriormente mencionados.

Si es un lugar serio te van a exhibir los datos para tu tranquilidad.

¿Como hacemos para no caer en una estafa?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es estar atentos siempre y no confiar de personas o empresas que no conoces, es una regla que hay que tener siempre en el mundo digital ya sea que estemos alquilando un alojamiento o contratando un servicio.

Si desconfías recomendamos siempre pedir más información al propietario de lugar a alojarse, más fotos; videos; información del lugar o documentación.

Otra recomendación es comparar precios de alojamientos con las mismas características, por ejemplo, si quiero alquilar una cabaña con pileta en zona céntrica de Santa Rosa de Calamuchita, recomendamos mirar y comparar cabañas con las mismas características de la misma ciudad. Nunca debemos quedarnos con un único alojamiento que nos paso los precios, ya que en el mercado los precios se mueven relativamente todos muy parecidos.

Si vas a contratar un alojamiento por las redes sociales te recomendamos mirar el perfil, analizar si es un perfil nuevo, si tiene muchas publicaciones y las fechas de las mismas, ver los comentarios de la gente o las reseñas del lugar en el caso que las tuviese.

¿Tener los datos de la trasferencia bancaria o la cuenta de MercadoPago me asegura que es legítimo?

No te creas que por estar transfiriendo dinero a un CBU o a MercadoPago con los datos que esta persona te dio te tenes que quedar tranquilo, porque normalmente lo que hace un estafador es usar cuentas robadas o cuentas mulas que son cuentas a donde va ir a parar el dinero, pero está a nombre de otros.

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de mirar una publicación?

Lo primero que tenemos que ver es el precio, los estafadores van a poner un precio bastante bajo en relación al resto que maneja el mercado que te va a llamar la atención para captar tu atención, otra de las cosas que hacen los estafadores es presionarte para que hagas la trasferencia o pago de la reserva lo más antes posible porque si lo perder el alojamiento.

¿Qué hacer si nos estafaron?

Recorda que las operaciones hechas entre particulares no están dentro de la protección de la Ley de Defensa del consumidor, y probablemente se trate de una estada, un delito.

Si desafortunadamente caíste en el engaño y fuiste víctima de una estafa, debes darle intervención al estado para que actúe inmediatamente.

Para ello debes dirigirte a la seccional de policía más cercana a tu domicilio, llevar DNI y todo lo relacionado con el tema (si fue a través de una página de internet, llevar los datos de la página, nombre de la persona con quien me contacté, número de cuenta bancaria, si realicé alguna transferencia, etc.).

Dentro de la seccional de policía funciona la unidad judicial penal de turno, deben tomarte la denuncia, y/o derivarte a la que corresponda, asesorándote al respecto.

La información provista es de carácter meramente informativo. No sustituyendo ni reemplazando, de ninguna manera, el asesoramiento de un profesional sobre el negocio a realizar, ni los servicios específicos que estos solicitan a las reparticiones públicas para su actuación