Cargando

Dólar Oficial:
$ 62,940

La información provista es de carácter meramente informativo. No sustituyendo ni reemplazando, de ninguna manera, el asesoramiento de un profesional sobre el negocio a realizar, ni los servicios específicos que estos solicitan a las reparticiones públicas para su actuación

Informate sobre el vendedor y el inmueble a adquirir

Un inmueble puede ser una casa, departamento, local comercial, campo, lote, terreno, galpón, cochera, entre otros.

Te sugerimos que -como mínimo- consultes lo siguiente:

a. Información sobre el vendedor:

  • Averiguá quién o quiénes son los dueños. Solicitá nombres completos y DNI/CUIT.
  • Recordá que si el inmueble tiene más de un dueño, todos deberán estar de acuerdo en realizar la venta.
  • Si el o los dueños hubieran fallecido, consultá a tu vendedor si se realizó la declaratoria de herederos ante la justicia y que la misma sea “apta para tracto”.
  • Recordá que todos los herederos son los que deben firmar la escritura.
  • El dueño debe estar en condiciones de vender el inmueble. Consultá si existen restricciones o impedimentos para que realice la venta (por ejemplo esté inhibido).
  • Es frecuente que quien ofrece el inmueble sea una inmobiliaria. Averiguá en este caso el nombre del profesional (corredor inmobiliario) y el número de matrícula profesional.
  • Si interviene un escribano público, averiguá su nombre completo y matrícula profesional.

b. Información sobre el inmueble

  • Consultá al vendedor si el inmueble registra embargos, hipotecas, usufructos u otras restricciones al dominio que pueda tener el inmueble. Te sugerimos –para una posterior verificación- pedir una copia de la escritura o en su defecto el dominio de la propiedad (es la inscripción dominial que figura en el sello que está al final de la escritura). Puede ser un número de matrícula o estar compuesto por un número, folio y año.
  • Consultá si el inmueble tiene deuda de impuestos, tasas o servicios. Para corroborar posteriormente esta información, solicitá números de cuenta del impuesto inmobiliario provincial (Rentas), de tasa municipal, agua, luz y gas entre otros.
  • Si se tratara de un inmueble sometido a propiedad horizontal (por ejemplo departamento, dúplex, etc.), pedí el reglamento de copropiedad, ya que el mismo establece obligaciones de los copropietarios, así como un comprobante de pago de expensas porque es una deuda que puede tener este tipo de propiedad.
  • Conversá con el vendedor o su representante sobre el precio de venta, posibles formas de pago y financiación.
  • Te aconsejamos que antes de entregar dinero al vendedor consultes a un profesional

Verificá la información obtenida

a. Dirigite al domicilio del inmueble, fijate si realmente existe y si se encuentra en las condiciones que dice el vendedor. Podés corroborar las medidas del lote y los metros cubiertos de la propiedad utilizando la información disponible en “Compra Transparente”.

b. Corroborá que el vendedor sea el propietario del inmueble y si existen gravámenes o restricciones que afecten al inmueble o al vendedor como, por ejemplo: hipotecas, usufructos, embargos, inhibiciones, etc. Podés utilizar “Compra Transparente” para esta verificación.

c. Verificá si el inmueble tiene deudas de impuestos, tasas o servicios. Desde “Compra Transparente” podés conocer si existe deuda del Impuesto Inmobiliario Provincial (Rentas). Te sugerimos consultar el resto de tasas y servicios en los demás organismos, por ejemplo Municipalidades o comunas, proveedores de servicios –agua, luz, gas-, expensas, etc.

d. Asegurate que los profesionales que intervienen en la venta del inmueble, realmente lo sean y estén habilitados por sus respectivos colegios profesionales. Podés completar el formulario en “Compra Transparente” para verificarlo.

Firmá un boleto de compraventa, reserva o seña.

Previo al boleto de compraventa, si decidís entregar una suma de dinero, podés pactar por escrito que tiene el carácter de seña o reserva.

El boleto de compraventa es un contrato privado en el que vendedor y comprador se comprometen a transferir el inmueble por determinado precio, forma y plazo de pago. Te aconsejamos que las firmas estén certificadas por un escribano.

Tené en cuenta que la firma del boleto de compraventa no te hace titular del inmueble y, por eso, no te asegura que el inmueble no pueda ser embargado. Por ello, es recomendable que no pase mucho tiempo entre el boleto y la escritura.

Firmá y hacé registrar la escritura

a. Confección y firma de la escritura pública:

En esta etapa, es obligatorio que intervenga un escribano y verifique todos los aspectos legales para que la operación sea válida. El escribano confecciona la escritura (título de propiedad), en donde se deja constancia de: las personas intervinientes, la operación, el inmueble, el precio, y la forma de entrega del inmueble. Luego requiere la firma de las partes.

b. Registración del Título:

El escribano tiene la obligación de solicitar la inscripción del título de propiedad (escritura) en el Registro General de la Provincia.

Una vez inscripto el título de propiedad (la escritura) en el Registro, el escribano te convocará para entregarte un ejemplar de la escritura intervenido por el Registro. Esta intervención se suele realizar a través de un sello que indica bajo qué dominio fue inscripto el inmueble (número de matrícula).

Recordá que, la registración del título hace pública tu situación de propietario y ya nadie puede desconocerlo. Por eso, al registrarse a tu nombre, por ejemplo, ya no podrán ingresar gravámenes o afectaciones sobre el inmueble a nombre del vendedor anterior. Además te permite el acceso al crédito bancario, ya que si querés ofrecer tu inmueble como garantía para obtener un crédito hipotecario, necesitás que esté a tu nombre.